Rellena los huecos de tu calendario de contenido

Rellena los huecos de tu calendario de contenido

En Twitter el movimiento es rapidísimo, y a veces no es fácil generar suficientes ideas de contenido para mantener el ritmo. Pero tampoco tienes que hacer que cada Tweet sea una obra maestra. De hecho, es mucho mejor dividir el contenido más denso en fragmentos más pequeños, crear curiosidad adelantando contenido y hacer promociones cruzadas para que tus actualizaciones duren más tiempo y tengas algo que contar cada día.

Por ejemplo:

Si vas a lanzar un ebook, puedes hacer una campaña publicando Tweets con una frase del libro y un vínculo de descarga cada día de la semana.




Si tienes un artículo sobre algún tema, haz una encuesta para saber qué opina la gente sobre ese tema y así generar conversación.




Si quieres aumentar las ventas de un producto, publica Tweets con fotos nuevas desde distintos ángulos, o crea un GIF del producto mostrando cómo se abre la caja.


Si aún así te falta inspiración, rescata algún artículo antiguo de blog, el lanzamiento de algún producto o un selfie especialmente bueno. Los recuerdos son siempre buen contenido.


En Twitter todo ocurre en tiempo real. Así que es el lugar perfecto para publicar en directo grandes noticias sobre tu compañía. Para que tus publicaciones tengan relevancia, hazte estas preguntas:


¿Mi noticia será interesante para las personas que no pertenecen a mi organización?
¿La información afectará de forma directa a los consumidores?

Si has contestado que "sí" a las dos preguntas, ¡tienes información interesante que compartir! Cuando lo hagas, crea un poco de expectación. Envía un Tweet diciendo "¡Grandes noticias hoy a las 15h!", publica un adelanto la noche anterior o publica la noticia en varios Tweets durante el día. Conseguirás que la noticia tenga más presencia y espectadores.


Para más información y noticias sigue a @TwitterBusiness.